Rumbo sostenido

Tiempo de lectura: ...

Cientos de delegados de todo el país celebraron la máxima instancia estatutaria del banco cooperativo. Análisis de Carlos Heller sobre la coyuntura nacional, regional e internacional.

 

Dirigentes. Form, Cédola, Callegari, Raffo Quintana, Giura, Galmés, Heller, Cortés, Sapei, Guelman, Chalak, Louzán y Lorenzo encabezaron la Asamblea en Parque Norte. (Juan C. Quiles/3 Etudio)

Como cada año, Parque Norte recibió a delegados de todo el país para celebrar la Asamblea Anual Ordinaria de Credicoop, acto que pone de relieve la naturaleza democrática y participativa del único banco cooperativo del país. Más de 700 asistentes convalidaron el 37º ejercicio y aprobaron la Memoria y Balance General correspondiente al bienio 2013-2014. El presidente de la entidad, Carlos Heller, encabezó el acto junto con otros miembros de la mesa directiva, quienes continuarán en sus respectivos cargos durante el próximo ejercicio: Ricardo Sapei, vicepresidente 1º; Horacio Giura, vicepresidente 2º; Raúl Guelman, tesorero; Carlos Louzán, protesorero 1º; Néstor Callegari, protesorero 2º; Melchor Cortés, secretario; Basilio Chalak, prosecretario; Horacio Raffo Quintana, prosecretario 2º; y Jorge Lorenzo, síndico. También formaron parte de la mesa el gerente general de la entidad, Gerardo Galmés; el gerente general del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, Edgardo Form; y el presidente del IMFC, Rubén Cédola, quien brindó un mensaje a los presentes en el que, con motivo del décimo aniversario del fallecimiento de Floreal Gorini, leyó una frase del recordado dirigente: «La sociedad debe decidir si opta por una cultura consumista, individualista, violenta, egoísta, frívola, o por una cultura que persiga los valores del humanismo, la justicia y la igualdad, que persiga no solo el crecimiento económico sino también el progreso social. Nuestra tarea es hacer, es trabajar para que esa decisión se corresponda con nuestro ideario». Para cerrar su intervención, Cédola afirmó: «Estamos en este camino pero todavía nos falta. Los convoco a intensificar nuestros esfuerzos para lograr estos objetivos que teníamos planteados en la Propuesta del IMFC».

 

Desempeño anual
Heller repasó, en primer lugar, los resultados generales del desempeño de las filiales en todo el país en cuanto a evolución de depósitos y préstamos, y participación en el mercado. «Tenemos que seguir buscando la manera de incentivar colocaciones crediticias. El banco le da servicio de pago de haberes al 13% de las empresas del país, que en su mayoría son pymes. Todavía hay un mercado amplio por explorar y eso es todo un desafío», afirmó. Por otra parte, se refirió al denominado «valor agregado cooperativo invisibilizado», es decir, la rentabilidad potencial (diferencia entre los precios que el banco podría haber cobrado por sus servicios teniendo en cuenta el promedio de costos de los bancos privados del país, y los que efectivamente cobró). «De este estudio se desprende que la ganancia obtenida por las otras entidades ha sido un 14% superior a la rentabilidad obtenida por nuestro banco, que ha cedido ese porcentaje a los asociados, demostrando el compromiso con nuestros valores y principios». Y añadió: «Seguimos siendo el banco privado con las tasas más bajas pero hay que seguir fortaleciendo nuestra labor y trabajar en el cumplimiento de los objetivos que tenemos planteados. Es el compromiso que cada filial toma hacia adentro pero también con el resto de las filiales. Hay que trabajar intensamente en el cumplimiento de nuestro plan y el fortalecimiento del Modelo Integral de Gestión, ese es nuestro diferencial, un modelo de gestión participativo, democrático, eficiente».

 

Mirada sobre la actualidad
El presidente de Credicoop se refirió luego a la actividad económica global. «Dentro de los bloques, el más complejo sigue siendo la Eurozona, que mantiene un comportamiento recesivo integral. Los datos en general del mundo desarrollado vienen mostrando un amesetamiento o un retroceso, obviamente demuestra una vez más que el uso de las herramientas neoliberales no ha generado ni crecimiento ni bienestar». Por otra parte, afirmó que hay datos de leve mejoría económica en los Estados Unidos, que estiman que este año concluirá con un crecimiento del 2,2%. «Sobre esto –dijo el dirigente– se podrían encontrar rápidamente explicaciones, que podrían aparecer en las políticas de austeridad fiscal: EE.UU. estuvo al borde de  entrar en cesación de pagos. Esto se reflejó en recortes que hicieron que el año fiscal tenga un déficit de 400.000 millones de dólares». Sin embargo, añadió: «Nunca les va mal a todos». «Un estudio de la Universidad de California dice que luego de la crisis, el 1% más rico de la población se quedó con el 95% de ese crecimiento. Y un estudio de la Universidad de Harvard expresa que mientras las grandes y medianas empresas lograron recuperar los niveles de ingreso, los trabajadores y la clase media continúan luchando por mejores condiciones», expresó.
En el plano regional, Heller destacó que se observa «una desaceleración de la actividad económica en todos los países». «Esto tiene que ver –dijo– con la economía global y la caída de los precios. Y el estancamiento es por una menor demanda, no por incapacidad de producir. La CEPAL dice que el débil desempeño de intercambio se puede deber a un estancamiento de exportaciones por problemas en la zona euro». Entre las posibles soluciones a este escenario, Heller mencionó la búsqueda del valor agregado y de la diversidad de los productos exportables. También destacó los avances de los países que integran el bloque denominado Brics en la constitución del Banco de Desarrollo y el anuncio de la implementación de un fondo de contingencia para proteger a los países integrantes de los vaivenes económicos globales.

Participación. Con más de 700 asistentes se convalidó el 37º ejercicio y se aprobó la Memoria y Balance General. (Facundo Nívolo)

Respecto de la economía argentina, afirmó que «hay sectores con signos positivos y otros con importantes caídas», entre los que mencionó a la industria automotriz. «En general da la impresión de que todo anda mal y en retroceso pero cuando se desagrega el sector automotor (que no hay que despreciar ya que es muy importante y da mucho trabajo), el panorama es positivo. Desde luego hay desniveles, hay ramas que han crecido y en otras hubo leves retrocesos», afirmó. También subrayó la cosecha récord de soja que experimentó el sector agrícola y señaló que la cosecha de trigo «será un 14% superior a la cosecha pasada». «Otro dato interesante –dijo Heller– es que a pesar del precio de la soja, se estima un crecimiento de la superficie cultivable, un récord en siembra de soja, y nadie siembra si no tiene rentabilidad, más teniendo en cuenta que esto se da en un marco de reciente baja del precio internacional». Respecto del comercio exterior argentino, afirmó que existe un 10% de caída en las exportaciones y una reducción similar en las importaciones. «La reducción de productos primarios se debe a una menor entrega de cantidades exportables. Ha sido producto de malas políticas orientadas por líderes de los sectores del campo que han llevado a los productores a perder gran cantidad de dinero, es irreparable para los productores y para el país. Hablamos de una cifra que a esta altura se estima en el 43% de la cosecha no vendida, unas 23 millones de toneladas. Son los sectores que presionan por correcciones en el tipo de cambio», afirmó. La novedad para hacer frente a esto, dijo el dirigente, fue la intervención del Estado. «Consistió en orientar créditos a pymes con tasas máximas para créditos personales y prendarios, en programas como el de Precios Cuidados, en las políticas del Banco Central para corregir distorsiones, también las medidas que se vienen tomando respecto de los controles sobre el dólar ilegal y sobre las operaciones de dólar bolsa, tratando de poner el foco en la posible existencia de ilícitos, la acción sobre las cuevas para poner dificultad a toda esa actitud de tráfico ilegal, entre otras». En este punto, el dirigente subrayó que el IMFC «siempre dijo que las divisas debían ser bienes públicos». «No hacemos nada más y nada menos que ser consecuentes», afirmó. También destacó los planes como el Progresar, el Procrear, Conectar Igualdad, la estatización de las AFJP, la creación del Observatorio de Precios y la ley de promoción del trabajo registrado. «La inflación no la producen ni la emisión monetaria ni el gasto público: la producen los formadores de precios, por eso hay que seguir avanzando en medidas contracíclicas», dijo Heller.

 

Los de afuera
En otro tramo de su discurso, Heller leyó la carta que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner envió a su par estadounidense, Barack Obama, pidiendo explicaciones por la designación de Nancy Soderberg –lobista vinculada con los fondos buitre– al frente del Public Interest Declassification Board (PIDB), organismo asesor de la Casa Blanca sobre temas de seguridad, creado por el Congreso estadounidense. En ese sentido, la Presidenta recordó que Soderberg, en su desempeño como copresidenta de la American Task Force Argentina (ATFA), se dedicó a llevar a cabo «una campaña difamatoria e injuriosa» contra la Argentina y advirtió sobre la gravedad del hecho para las relaciones entre ambos países. De esta manera, Heller se refirió al conflicto con los fondos especulativos y su influencia en los espacios de poder a nivel global.
El dirigente también destacó el impacto distributivo de la política fiscal: «El 86% del total de los ingresos que percibe el grupo más vulnerable viene de la política de distribución a través del gasto público. A medida que aumentan los ingresos va disminuyendo el costo. Creo que lo más justo sería que provenga de la actividad laboral pero hasta que eso pase, la asignación resulta esencial». Sin embargo, señaló que la presión impositiva todavía impacta con más fuerza en los sectores de menores ingresos. «Hay que encarar una reforma tributaria a fondo para corregir las injusticias, haciendo que los que más ganan, más paguen, por ejemplo, reduciendo el IVA a los alimentos para que la presión impositiva sea más lógica». «Necesitamos –añadió– que este modelo pueda seguir avanzando, por eso saludamos como propios los resultados electorales de Bolivia, de Brasil, de Uruguay. Hemos comprendido y aprendido que somos parte de la Patria Grande, que tenemos un destino común y debemos seguir luchando por él. Cambiar es difícil, cambiar requiere de muchas cosas: ganar la batalla cultural, trabajar con las ideas, seguir convenciendo a miles de argentinos de que no se dejen engañar por los lobos disfrazados de corderos. Para que no nos vuelva a pasar tenemos que trabajar en la memoria de nuestro pueblo, debemos hacerlo con convicción y con coraje». Para finalizar su intervención, el dirigente manifestó: «Llamamos a intensificar la tarea en la construcción de nuestro modelo integral, con un proyecto que demuestre que se puede ser democrático y eficiente, que se puede dirigir una organización sin tener como objeto el lucro sino la calidad del servicio. Consolidando cada día nuestro banco, mostrando las ventajas de la economía social y fortaleciendo los vínculos con los que sueñan con lo mismo que soñamos nosotros».

Cora Giordana