Ensamble solidario

Tiempo de lectura: ...

Con un importante crédito a la cooperativa de San Gregorio, la filial María Teresa de Credicoop afianza su vínculo con las entidades de la localidad y sus alrededores.

 

Juntos. Palau, Aseguinolaza y Daniel Matiacich, presidente de la comisión de asociados.

Nuestra tarea como institución cooperativa consiste en acompañar el desarrollo de las actividades productivas y generar alternativas financieras viables para las pymes, los pequeños y medianos productores y las empresas cooperativas del sur de la provincia de Santa Fe. No es casual que el Banco Credicoop, cuya historia proviene de las antiguas cajas de crédito, priorice la atención de las empresas, comerciantes o emprendedores de la economía social de las distintas regiones del país. El mayor esfuerzo lo ponemos en asistir a las instituciones hermanas y financiar obras que son fundamentales para el beneficio de nuestros pueblos». Las palabras de Julio Palau, gerente de la filial María Teresa del Banco Credicoop, sintetizan el alcance de los créditos para inversión productiva y para capital de trabajo otorgados a la Cooperativa de Provisión de Servicios Eléctricos y Otros Servicios Públicos y Servicios Sociales y de Crédito y Vivienda (COOPESCREVI) de San Gregorio, localidad vecina a Santa Teresa. Dicho paquete crediticio, por una suma superior a los dos millones de pesos, permitirá la puesta en marcha del tendido de fibra óptica en San Gregorio, Diego de Alvear y Christophersen, tres localidades del sur santafesino a las que llegan los servicios brindados por la COOPESCREVI. Según el presidente de la cooperativa, Fermín Aseguinolaza, está previsto que la primera etapa de la obra se realice en San Gregorio, localidad que concentra el 70% de los usuarios, y que luego se amplíe a los pueblos vecinos.
La cooperativa cuenta actualmente con alrededor de 5.000 asociados y presta el servicio eléctrico en una extensa región urbana y rural del sur santafesino, lo cual requiere el mantenimiento de muchos kilómetros de línea que llegan a lugares apenas poblados. También brinda servicio de sepelios y dispone de un banco de elementos ortopédicos para los asociados. Entre las obras a futuro, está proyectado el reacondicionamiento de la usina eléctrica. «En su origen el proyecto de la fibra óptica rondaba los 8 millones de pesos, que es el presupuesto que nos pasaron un par de empresas para realizar el trabajo. Pero era mucho dinero y decidimos realizarlo por nuestra cuenta: contratamos un ingeniero y desarrollamos un plan que redujo los costos a poco menos de la mitad, obligándonos a administrar con inteligencia los recursos propios, conseguir las herramientas de medición y fusionado y capacitar a nuestra propia mano de obra. Los créditos otorgados por el Credicoop fueron fundamentales para llevar adelante la tarea», puntualizó Aseguinolaza. Asimismo, detalló los beneficios que generará la instalación del tendido de fibra óptica, un material indispensable para brindar un servicio de calidad en materia de telecomunicaciones: «Hoy, buena parte del servicio de internet y de telefonía que brinda la COOPESCREVI se realiza a través de la vieja red de cables de cobre, que está muy deteriorada e impide que podamos incorporar nuevos usuarios y que la conectividad a internet sea veloz. Y lo que cubrimos por aire también genera inconvenientes, ya que se producen cortes permanentes a causa de los vientos y tormentas. Así que esperamos que la nueva red amplíe y mejore el servicio que ofrecemos». Como beneficio adicional, el tendido de fibra óptica permitirá instalar cámaras de vigilancia domiciliaria y brindará la posibilidad de ver películas online a través del canal Qubit TV.

Obra. La fibra óptica mejorará los servicios brindados por la cooperativa. (Gentileza Coopescrevi)

En materia institucional, Aseguinolaza planteó la necesidad de difundir la actividad cooperativa y generar mayor participación societaria: «En esa materia estamos en falta. Hay que trabajar más con las escuelas, y desde la dirigencia tenemos mucho para hacer todavía si queremos que los socios se acerquen a debatir el destino de la institución. Cada vez que se han discutido temas importantes, la gente participó. Aunque en la última asamblea había 70 personas, que es mucho si lo comparamos con lo que pasa en otras localidades, pero sigue siendo poco si pretendemos generar un mayor compromiso institucional de los asociados».

 

Articulación virtuosa
Palau, por su parte, subrayó la importancia de la articulación entre diferentes entidades del movimiento cooperativo de la zona sur de Santa Fe. «El Plan de Gestión Integral del banco busca garantizar el cumplimiento de los principios cooperativos y tener un impacto concreto en la comunidad», señaló. Osvaldo Burdisso, integrante de la comisión de asociados de la filial santafesina, agregó: «Trabajamos para atender las demandas de los pequeños y medianos productores y estimular el desarrollo de los servicios públicos y el comercio local. En cada préstamo a la inversión productiva y en cada aporte que hacemos a las instituciones locales sentimos que se materializa el esfuerzo de la comisión, ya que cada una de las 259 filiales de nuestro banco se sostiene con la participación activa de los asociados. Así que es un orgullo poder ayudar a la COoPESCREVI y permitir el avance de obras de infraestructura de esta naturaleza».

L. C.