Balance positivo

Tiempo de lectura: ...

A 35 años de su fundación, el presidente de la cooperativa brinda una mirada sobre la exitosa temporada de verano 2015/2016 en Chapadmalal: más infraestructura, diversidad de espectáculos y debates con personalidades de la cultura.

 

Torres. «Hoy nos encontramos con un complejo consolidado desde todo punto de vista». (Horacio Paone)

En los últimos 12 años venimos creciendo permanentemente», indica Juan Torres, presidente de Residencias Cooperativas de Turismo (rct), al trazar un balance de la reciente temporada de verano en el complejo ubicado en Chapadmalal. Esta vez el período estival del espacio cooperativo tuvo un marco particular: rct cumplió 35 años de vida, que fueron celebrados junto con el personal y dirigentes del complejo, festejo que, además, cerró oficialmente la temporada de verano. Entre los presentes en dicho evento estuvieron el tesorero del imfc, Rafael Massimo; el subgerente general del Banco Credicoop, Gustavo Nagel; el gerente de Credicoop Seguros de Retiro, Walter Bounomassa; el gerente zonal de Banco Credicoop, Pedro Castro; el vicepresidente de Resort Condominiums International (rci) Latinoamérica, Juan Ignacio Rodríguez; el director de desarrollo de rci, Patricio Rossi; el presidente del Ente de Turismo local, Mario Marchioli; y el delegado municipal Rubén García. La fiesta cerró con la presentación del cantante Víctor Heredia.
«La temporada fue un éxito desde el punto de vista de la ocupación y también de las actividades sociales y culturales», cuenta Torres sobre la cooperativa ubicada a 12 kilómetros de Mar del Plata y construida en un entorno privilegiado e identificado como reserva natural. «El complejo tuvo un promedio semanal de 900 personas que, como siempre, disfrutó de las nuevas obras», agrega. Una de las novedades de este año son las instalaciones en el parador Arameo: una moderna piscina frente al mar con un innovador diseño y un solarium de 520 metros cuadrados con equipamiento e iluminación de última generación conforman algunas de las obras que se enmarcan en el avance constante de la cooperativa. Asimismo, cuenta Torres, «en el complejo estamos terminando nueve departamentos que nos van a dar a futuro una capacidad total de más de 1.300 camas. Creemos que son pocos en la Argentina los complejos o resorts con esta capacidad».
A las mejoras en el parador Arameo y a la ampliación de la capacidad de alojamiento se suman la renovación de la oferta gastronómica con la posibilidad de un «menú económico», la construcción de más parrillas, la preservación de la centenaria arboleda, el crecimiento del spa, la remodelación del gimnasio y, fundamentalmente, la incorporación del Instituto de la Cooperación (idelcoop) para llevar adelante la tarea de recreación del complejo, una de las características que distinguen a rct del resto de las propuestas hoteleras tradicionales. «Ha tenido un salto de calidad», dice Torres sobre la recreación segmentada por edades –niños, adolescentes y adultos– tras la llegada de la fundación de educación, investigación y asistencia técnica. «La gente de idelcoop tiene un contenido, una filosofía y una formación propia del movimiento cooperativo», subraya el presidente de Residencias. Esas nuevas obras se sumaron a los ya habituales espacios y servicios que ofrece rct como el spa, los más de 200 departamentos, el gimnasio, la piscina climatizada, la biblioteca y videoteca y los espacios recreativos.

Víctor Heredia. Cerró la fiesta a la
que asistieron personal y dirigentes.
(Juan Manuel Quintanilla)

Otro de los valores de la cooperativa de turismo es su oferta cultural. La reciente temporada estival reunió en la sala Julio Cortázar a algunos de los espectáculos más destacados de Mar del Plata y a artistas como Marcelo Mazzarello, Diego Pérez, Cecilia Milone, Sergio Gonal y Adrián Stoppelman. También hubo un ciclo de charlas que convocó a personalidades de distintas disciplinas como Víctor Hugo Morales, Felipe Pigna, Atilio Boron, Eugenio Zaffaroni y Daniel Filmus, entre otros. «Fue notable la participación de la gente. Incluso en días de sol y de playa», cuenta Torres sobre la masiva concurrencia que tuvieron esos encuentros.
Al aspecto cultural también se agrega la función social de la cooperativa. Mediante el grupo de afinidad de tarjetas conformado por el Banco Credicoop, Cabal y rct, este año el complejo vacacional volvió a destinar una parte de los consumos realizados con esas herramientas al fondo solidario que brinda aportes a entidades comunitarias de Chapadmalal. Por su parte, la calidad de los servicios cooperativos de rct no solo cuenta con el reconocimiento de sus asociados sino que, según explica Torres, ha logrado la valoración de otras entidades y empresas que no pertenecen a la economía solidaria. «La cadena internacional rci nos ha otorgado por 12 años consecutivos la categoría de Gold Crown que es la más alta que dan. Entre 5.000 complejos que hay en el mundo solo el 10% o el 12% la tiene. Tener un complejo así prioriza intercambios con cualquier parte del mundo», sostiene el cooperativista. «También Tripadvisor –uno de los sitios web de mayor relevancia en el segmento de hoteles y alojamiento– nos ha otorgado un certificado a la excelencia y el Municipio de Mar del Plata nos ha calificado como uno de los pocos establecimientos que está preparado para recibir y alojar personas con otras capacidades», comenta Torres.
La oferta de rct ya es una marca registrada en el sector turístico. «El balance es bueno –concluye Torres–. Hay que seguir trabajando, hay que seguir adecuándose a las necesidades y a la realidad del país. Hoy nos encontramos con un complejo consolidado desde todo punto de vista; desde lo edilicio, desde las obras, los servicios, la calidad y con más de 6.500 asociados que nos valoran, nos respetan y que aportan para el crecimiento».

Maximiliano Senkiw
Informe desde Mar del Plata: Juan Manuel Quintanilla