Arena política

Tiempo de lectura: ...

Eugenio Zaffaroni, Víctor Hugo Morales y Felipe Pigna, entre otras figuras, participaron de un ciclo de charlas en el complejo ubicado en Chapadmalal.

 

Instituciones y política. El tema de la charla de Zaffaroni en Residencias.

Como parte de las múltiples actividades culturales y recreativas que se proponen a los visitantes que año a año eligen el complejo de Chapadmalal para pasar sus vacaciones, Residencias Cooperativas de Turismo organizó un ciclo de charlas con reconocidas figuras. Uno de los disertantes fue el exministro de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Zaffaroni, que convocó a más de 400 personas. Juan Torres, presidente de RCT, destacó la presencia de Zaffaroni como «una oportunidad para abrir cabezas, informarnos y debatir». El jurista, integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, abordó en su charla la cuestión institucional y la necesidad de revisar la Constitución Nacional. «Hablar de una reforma de la Constitución en esta coyuntura de caos institucional parece anacrónico pero es algo que hay que empezar a debatir». Según Zaffaroni, el texto actual tiene fallas y «hay cosas que no resuelve». Por otra parte, advirtió: «Estamos sufriendo una etapa de colonialismo avanzado. Una etapa que continúa el viejo colonialismo que primero fue de ocupación territorial y luego de ocupación por parte de las Fuerzas Armadas. Hoy el mundo está en manos de corporaciones económicas que disputan poder político no solo en nuestra región sino en los países centrales. Y nosotros tenemos una etapa virreinal, con los representantes de las corporaciones sentados en los gabinetes ministeriales». El exministro también abordó el rol de la Corte Suprema y los límites del sistema presidencialista en contraposición al sistema parlamentario.

Pigna. Trazó un paralelo entre las vidas
de Belgrano y San Martín.

El periodista Víctor Hugo Morales fue otro de los participantes del ciclo. «Es la segunda vez que nos visita y ya podemos considerarlo un amigo de la casa», señaló Torres en la presentación. Entre los asistentes estuvieron el presidente del Instituto Movilizador, Edgardo Form, y el director del Centro Cultural de la Cooperación, Juan Carlos Junio, además de personalidades de la cultura como la cantante Ligia Piro y el productor Carlos Rotemberg.
Morales repasó la actualidad política nacional. «Estamos en tiempos de un nuevo gobierno y es imposible determinar cuál es el punto de partida porque todos los días están ocurriendo cosas: despidos de a centenas, algo que se está volviendo común, la represión muy dura, que puede llevarse puesta hasta una simple murga como sucedió en Buenos Aires y el cinismo con el que se justifican los funcionarios. Pero también están pasando muchas otras cosas, como ver al CEO del poder mediático más importante del país, alguien que para mí es un mafioso, Héctor Magnetto, sentado en la mesa con otros CEO junto al jefe de Gabinete», resumió. Luego mostró distintas tapas del diario Clarín que formaron parte de su libro Mentime que me gusta.  Según Morales «con esas mentiras construidas tan fuertemente lograron que la gente no vote, a pesar de avances sociales, laborales, de derechos; la gente tiene el odio adentro. Esas tapas adulteraron el resultado, la democracia. Por eso había que luchar por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. El país uniformemente recibe este tipo de información, y lo que ocurrió es un golpe blando y lo tendremos que bancar resistiendo en las plazas. Pero seamos conscientes de que es una  democracia adulterada e intoxicada por esta basura de periodismo que nos han dado todo este tiempo en la Argentina».

 

Padres fundadores
Felipe Pigna fue otro de los convocados al ciclo de charlas, ocasión en la que repasó las vidas de Manuel Belgrano y José de San Martín. «A mí me gusta llamarlos “padres fundadores”, que es una linda expresión para aquellos personajes que tuvieron mucho que ver con la fundación de la Nación», afirmó. El historiador recorrió algunos aspectos no tan conocidos de las vidas de los próceres y trazó un paralelo entre ambos. «A los 15 años San Martín ya era oficial con mando de tropa y tenía varias distinciones en el Ejército español, donde había estudiado. Allí estaba en el bando liberal del ejército y adquiere conocimientos políticos muy ricos para su vida». Sobre el creador de la bandera, Pigna remarcó que «también fue un adelantado absoluto a nivel mundial cuando en 1795 planteó, por ejemplo, la educación gratuita, estatal y obligatoria, o la educación de la mujer.

Morales. «Las mentiras de los
medios adulteran la democracia».

Belgrano decía que la mujer y el hombre debían gozar de los mismos derechos. Fue el primer personaje que en aquel momento habló de lo que hoy se conoce como ecología, cuidado del medio ambiente y rotación de cultivos. Decía que había que dar trabajo para evitar la pobreza y para eso había que dar a los labradores las tierras que no estaban explotadas; planteó una reforma agraria en 1798». Por último, Pigna dijo: «Ambos murieron en la total miseria, ingresaron ricos a la política y murieron pobres. San Martín en el exilio, sin dinero ni siquiera para la lápida que fue construida con el mármol de la cómoda de su casa. Sobre San Martín se construyeron muchos mitos y campañas de desprestigio luego de su muerte. También se tardó bastante tiempo en hacerle el homenaje correspondiente. Recién en 1902 se mandó a construir el mausoleo que hoy tiene en la Catedral porteña». También participaron del ciclo de charlas en RCT la periodista Nora Veiras y el politólogo Atilio Boron.

—Texto y fotos: Juan M. Quintanilla