Señales

Preservarla memoria

Tiempo de lectura: ...

La Guarnición del Ejército en Campo de Mayo fue durante la última dictadura cívico-militar uno de los mayores centros clandestinos de detención y exterminio.  El diputado nacional por el Frente Nuevo Encuentro, Juan Carlos Junio, presentó un proyecto de ley que prevé la creación de un instituto de la memoria dentro de sus instalaciones, con el objetivo de asegurar «la preservación, el resguardo y la transmisión de la memoria de las violaciones a los derechos humanos, del terrorismo de Estado y de las consecuencias de la interrupción del estado de derecho en nuestro país». Si el proyecto es aprobado, el Instituto para la Preservación y Recuperación de la Memoria Campo de Mayo (Imcam) tendrá bajo su órbita no sólo a Campo de Mayo, sino además a todos los inmuebles que se utilizaron como centros clandestinos de detención (CCD) radicados en su zona de influencia. Impulsado por Junio, con la colaboración de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) y con el consenso de militantes de derechos humanos de las zonas norte y oeste, el proyecto dispondrá la utilización de parte de la guarnición militar –que aún está en manos del Ejército– para la realización de actividades culturales, políticas, educativas y sociales, con eje en los valores democráticos y los derechos humanos. El diputado nacional presentó la iniciativa en rueda de prensa, acompañado por Francisco Suárez y Gabriela Diker, en representación de la UNGS, y Antonio Fernández, integrante de la Comisión por la Recuperación de la Memoria de Campo de Mayo. Junio destacó la importancia de la recuperación de los ex Centros Clandestinos de Detención para transformarlos en sitios y espacios de memoria, y comparó a Campo de Mayo –por donde pasaron más de 5.000 detenidos-desaparecidos– con otro símbolo de la represión: la ESMA. Y agregó: «No queremos una memoria congelada, queremos que sea algo participativo para las nuevas generaciones».