Opinión

Arrope

Tiempo de lectura: ...

A propósito del artículo «Sabores rescatados» aparecido en el número de la primera quincena de diciembre del 2015, sentí la necesidad de enviarles este poema cuyo título es «El arropero», puesto que tiene cierta relación con la nota de referencia. Felicitaciones por lo que ustedes hacen.

El  arropero
Como un fantasma
que ordenara
sus materiales de rutina
y esperanza,
el arropero dispuso
sus vasijas de cuero
y de memoria,
como un canto de maravilla y caos.
El dulzor de tuna del arrope
con su sabor a tierra
y lluvia,
ha urdido el sonido de las letras,
la instancia
en que se mezclan: la harina,
el recuerdo,
la caída de la tarde,
los hombres, los pueblos.

Carlos Piccioni
Desde el agua y el aire, Editorial Municipal de Rosario