Humor

Boni se sincera

Tiempo de lectura: ...

En medio de la tarde, ventilador, diario y mate, el padre de Boni se dispone a pasar una agradable rato de descanso. ¡Ja! ¿Acaso cree que eso es posible, con Boni en la casa?
-¿Pa?
-¿Qué?
-Decime, pa, ¿vos siempre sos sincero conmigo?
-Sí, Boni, soy sincero.
-¡O sea que me aumentás las cosas! Cuando me querés decir cien, me decís trescientos, y así.
-No, Boni, yo si te quiero decir cien, te digo cien.
-¡Eso no es sincerarse, pa! O capaz que lo era, pero en el siglo XX. Ahora, sincerarse, es aumentar. ¿No viste que cuando dicen que «los tomates se sinceran, las milanesas se sinceran, el pollo se sincera», en realidad lo que pasa es que aumentan el precio una barbaridad?
– Boni, eso es un eufemismo.
-¿Qué? ¿Un eufeminismo? ¿Un eufemenemismo? ¿Un eufetichismo?
-No, Boni, un eufemismo es cuando uno dice una cosa, pero en realidad todos saben que quiere decir otra, pero el que habla no la quiere decir.
-¡Eso es lo contrario de sincero, pa! No entiendo, la gente dice que el gobierno «se sincera», ¿pero vos decís que se «eufemiza»?
-¿La gente? ¿Qué gente, Boni?
-¡La gente, mis amigos!
-Tus amigos, Boni, ¿con los que te juntás a jugar?
-No, pa, mis contactos en las redes virtuales.
-¿Y quiénes son?
-No sé, pa, a la mayoría ni los conozco.
-Pero decís que son tus amigos. ¿Ves, Boni? Te la pasás diciendo eufemismos. Primero decis «la gente» en vez de «mis amigos», después decís «mis amigos» en vez de «mis contactos» y, finalmente, resulta que a «tus amigos», que son «la gente», a la mayoría ni los conocés. ¡Vos te estás dejando llevar por el relato!
-¿El relato?
-Sí.
-Y decime una cosa, pa. El relato, ¿es un «sinceramiento» o un «eufemismo»?

—Rudy