Contenido restringido

Renovada. La pareja de Susana Giménez y Monzón en La Mary regresa a las salas.

Quienes gusten de ver clásicos en pantalla gigante encontrarán por estos días satisfechos sus deseos: el reestreno en HD de varios hitos del cine argentino. El fenómeno no responde sólo a un deseo del público, sino también a la puesta en marcha del proceso de restauración de filmes, la iniciativa de distribuidores locales y las facilidades que otorga el formato digital respecto del fílmico.
Surgida a escala global, la tendencia ya había devuelto a la cartelera a grandes títulos del pasado. La empresa Disney siempre revitalizó sus clásicos, y el éxito del 3D le dio motivos para volver a estrenarlos en todo el planeta. El caso emblemático es El rey león, que fue vista por 437.415 espectadores sólo en Argentina. Antes de vender los derechos de Star Wars, George Lucas hizo lo propio con las seis películas de la popular saga intergaláctica. Otro ejemplo fue el de James Cameron con Titanic.
Por fuera de las multinacionales, el sitio Cinesargentinos se encargó de inaugurar la costumbre a nivel local, al reestrenar en 2011 Volver al futuro. El éxito fue arrollador: 48.426 entradas vendidas en una sola función diaria. A partir de entonces, la distribuidora argentina CDI repitió la experiencia con El padrino (noviembre de 2011) y Scarface (marzo de 2012). En octubre del mismo año también volvió a las salas Casablanca, con motivo de celebrarse su 70° aniversario.
En este marco, el próximo 23 de octubre regresa al cine La Mary, película de culto protagonizada por Susana Giménez y Carlos Monzón, bajo la dirección de Daniel Tinayre. «Le comenté la idea de restaurar clásicos a Sergio Rentero de Cinema Gotika, una compañía especializada en la restauración digital. Y enseguida surgió La Mary como propuesta», comenta el productor y distribuidor de cine y televisión Juan Crespo, gerente de la productora y distribuidora 3C Films Group. El reestreno se produce cuando se cumple el 40º aniversario del filme (debutó en las salas el 8 de agosto de 1974), tras un arduo trabajo de remasterización digital, que posibilita exhibirla en formato Full HD y con sonido surround 5.1.
«Sólo teníamos el negativo de imagen y algunos actos de sonido, pero el resultado es fenomenal», agrega Crespo. La película se proyectará en DCP (Digital Cinema Package, sistema usado actualmente en proyección digital 2D y 3D), que facilita la proyección en óptima calidad de imagen y sonido, sin generar un deterioro de la copia.
La Mary no es la única película argentina en volver a los cines en la temporada en curso. Este mes se reestrenó Tango Feroz, de Marcelo Piñeyro, también remasterizada en HD. A principio de año, y anticipando el estreno en vacaciones de invierno de su cuarta parte, se proyectó en Full HD Los bañeros más locos del mundo.
El boom de los reestrenos alcanzó un pico considerable con Esperando la carroza. La película estuvo dos semanas en cartel en 2012, pero convocó a más de 100 mil espectadores, superando las expectativas de los productores. Así, de alguna manera, las nuevas tecnologías recuperan el pasado: la digitalización de las salas permite volver a ver esos clásicos tan añorados en la mejor calidad de imagen y sonido posible.

Emiliano Basile