Contenido restringido

La Corte Suprema de El Salvador admitió por segunda vez en la historia una demanda contra la ley de Amnistía. Fue presentada por 20 organizaciones civiles que reclamaron apoyo internacional para lograr la inconstitucionalidad del acuerdo que puso fin a la guerra civil. «No se va a caer el mundo con procesos judiciales contra los culpables de masacres y crímenes de guerra» dijo Ima Guirola, de la ONG Cemujer. El dirigente de izquierda y firmante de la paz, Roberto Cañas, coincidió: «Hay que ponerse del lado de las víctimas y no favorecer la impunidad que es el cáncer que está comiendo a la sociedad salvadoreña». Oscar Santamaría, representante de ARENA en la firma de la amnistía, criticó la demanda en los tribunales: «En más de 20 años no hubo un sólo disparo a causa de diferencias políticas, tendríamos que abrir miles de expedientes que sólo van a servir para abrir heridas».