Contenido restringido

El estreno de La muerte de Jaime Roldós no pasó inadvertido. El documental que indaga el posible magnicidio del ex presidente ecuatoriano cosechó elogios por parte de la Fiscalía de Estado de ese país, cuyos funcionarios están recorriendo Sudamérica para investigar la hipótesis de un atentado que contó con el apoyo de la administración Reagan. Aunque la principal cadena de cines se rehusó a proyectarla por sus «contenidos políticos», el filme sobre el hombre que se enfrentó a quienes orquestaban el Plan Cóndor a principios de los 80 está logrando una gran repercusión, sobre todo entre el público joven. «Mostramos una parte de la historia ecuatoriana que fue silenciada y que no se estudió en profundidad. Nuestra intención es poner en duda la versión oficial que es sumamente débil y no resiste ningún análisis serio o profundo» dijo Manolo Sarmiento, uno de los directores durante la presentación del film. El 24 de mayo de 1981, el recién comprado Beechcraft King Air de la Fuerza Aérea Ecuatoriana que transportaba a Roldós se estrelló contra el cerro de Huayrapungo en la provincia de Loja. Además del presidente, murieron los demás pasajeros, entre ellos, su esposa Martha Bucaram y el ministro de Defensa Marco Subía Martínez.