Contenido restringido

Ray Nagin fue condenado a 10 años de prisión por corrupción. El ex alcalde de Nueva Orleans había montado un sistema de sobornos para empresas constructoras que funcionó incluso después del huracán Katrina en 2005. Un jurado federal lo acusó de aceptar sobornos, conspirar para delinquir y realizar transacciones bancarias fraudulentas. «Es asombrosa la falta de voluntad de Nagin para aceptar cualquier tipo de responsabilidad por sus acciones; vendió su despacho una y otra vez y el daño que causó en esta comunidad es incalculable», declararon los fiscales. El alcalde, que desatendió a los más pobres tras el desastre climático, aceptó más de 200.000 dólares en coimas para que sus familiares recibieran vacaciones pagadas por proveedores en Hawái, pasajes de primera clase, viajes en aviones privados y limusina en una visita a Nueva York.