Contenido restringido

La Unión Africana anunció que «abordará con máxima severidad» las denuncias contra sus cuerpos de paz, acusados por varias organizaciones de violar los derechos humanos en la República Centroafricana. Las versiones más recientes implican a los contingentes congoleños  en asesinatos y desapariciones de cristianos ligados con las milicias anti-balaka. Desde diciembre de 2013, los estados africanos se sumaron a la intervención europea para frenar la violencia en el país, pero las fuerzas internacionales y el gobierno provisional de Catherine Samba Panza están confinando a los musulmanes y les impiden buscar asilo. Además, Chad cerró sus fronteras y retiró sus tropas después de que éstas abrieran fuego y asesinaran a unas 30 personas. Tampoco es menor el papel de los efectivos franceses en su ex colonia.