Contenido restringido

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y su vicepresidente, Álvaro García Linera, realizan el viaje inaugural del teleférico entre El Alto y La Paz. Ahora los 440.000 alteños que cada día bajan a trabajar a la capital del país se ahorrarán 40 minutos en cada recorrido. La obra le costó 235 millones de dólares al estado central, que se ufana de tener el sistema más moderno del continente. Ahora Evo quiere hacer un subte. (Raldes/AFP/Dachary)