Contenido restringido

«Existe un enemigo silencioso e intangible que actúa de manera secreta y ofrece el mayor de los peligros. Se trata del imaginario de los colombianos y colombianas que ha sido manipulado y dañado por tantos años de exclusión, autoritarismo y desafecto. Han sido muchos los años en los que se ha instalado la idea de la salida violenta para solucionar los conflictos. Y con esta bandera se han excluido grandes opiniones y propuestas de los movimientos sociales». Así se expresó un grupo de artistas e intelectuales colombianos en una misiva al presidente Juan Manuel Santos. La carta le recordó que los votos para su reelección partieron del «anhelo de paz» de la ciudadanía y personalidades como el escritor Julio César Londoño, el cineasta Ciro Guerra, el arquitecto Simón Vélez y la dramaturga Patricia Ariza que le aconsejaron «emprender una gran reforma que le otorgue a la paz la dimensión cultural, que sea capaz de contribuir desde el universo simbólico a la reparación y a la destitución de la idea peregrina de la necesidad de la violencia, el autoritarismo y la confrontación para solucionar los conflictos».