Contenido restringido

Por segunda vez en seis años, la multinacional Red Bull deberá indemnizar a sus consumidores, en este caso de Canadá, por publicidad engañosa. Luego de una demanda colectiva en su contra, el gigante de las bebidas energéticas aceptó desembolsar 10 dólares a cada ciudadano que, en los últimos 12 años, haya comprado el producto influido por el slogan de la marca «Red Bull te da alas». La presentación se basa en cinco estudios que desmienten las ventajas cognitivas de la taurina, un componente químico típico de estas bebidas, y por violar la Ley de Protección al Consumidor de Quebec. La primera demanda en su contra fue de ciudadanos estadounidenses en 2013, cuando la empresa acordó pagar un total de 13 millones de dólares a repartir entre los consumidores que se sintieron estafados entre 2002 y 2012. Pese a los acusaciones, la marca austríaca sostiene que su marketing «siempre ha sido ingenioso, veraz y preciso».