Contenido restringido

La izquierda francesa sigue en campaña para reformar la constitución. Una de sus principales voces, el eurodiputado Jean-Luc Mélenchon, se refirió a la crisis institucional que desató el caso de corrupción protagonizado por el saliente ministro de Finanzas de la actual gestión y llamó a fundar «la sexta república». El escándalo Cahuzac, que se suma a otros que involucran a la directora del FMI Christine Lagarde y al ex presidente Nicolás Sarkozy, produjo la ruptura de la izquierda del gobierno de Hollande y, según Mélenchon, del sistema político fundado tras la Segunda Guerra. «Los cambios no pueden ser cosméticos» reclamó. «Las personas se retiran sistemáticamente del poder favoreciendo a una oligarquía insumergible que sobrevive a cualquier alternancia. Los ciudadanos deberían ser capaces de reescribir las reglas del juego institucional y social» concluyó.