Contenido restringido

Los recortes neoliberales llegaron al sistema sanitario griego. El país aprobó una reforma que pondrá la administración de los centros de salud en manos de sociedades anónimas. Además, los salarios se basarán en la productividad y quedarán regulados por la cantidad de pacientes atendidos. Los médicos advierten que esta introducción de los criterios de competencia, es el primer paso hacia una privatización total que afectará a los pequeños hospitales beneficiando a los que se ubican en centros urbanos, además de las grandes clínicas privadas. Sindicatos del sector denunciaron la dramática situación en la que se encuentran pacientes, hospitales y médicos.