Contenido restringido

Como mandan las tradiciones haitianas, en Semana Santa se cumple un ritual que incluye en una suerte de sincretismo a la religión católica con la herencia vudú de los antiguos esclavos. La peregrinación termina en Souvenance, un suburbio de Gonaives, 170 kilómetros al norte de Puerto Príncipe. Allí, los creyentes expresan su devoción a los Loas, espíritus que actúan de intermediarios entre los hombres, y Bondye, el creador del mundo. (AFP/Dachary)