Revés para Boris Johnson

El Tribunal Supremo británico declaró ilegal la suspensión de las sesiones del Parlamento que decretó el primer ministro Boris Johnson y que impidió los debates en la Cámara de los Comunes sobre su plan para el Brexit. En un fallo histórico, los once jueces de la máxima instancia judicial del Reino Unido consideran que la suspensión del Parlamento, decidida el pasado agosto por Johnson, es «nula» y queda «sin efecto». Tras conocerse la decisión, el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, anunció que las sesiones del Parlamento se reanudarán este miércoles «sin retraso», si bien no se celebrará la habitual sesión de preguntas al primer ministro, dado que Johnson se encuentra en Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU.