Contenido restringido

La patronal encabezada por Joan Rosell le está exigiendo más flexibilización al gobierno de Mariano Rajoy. La Confederación de Empresarios Españoles acercó al mandatario conservador una propuesta para ampliar el período de prueba y así habilitar el despido gratuito y sin causa en el primer año para todos los contratos fijos. También buscan que se permita cambiar a los desvinculados a otras modalidades de empleo más precarias como el contrato temporal, la pasantía o el reemplazo. «Esta no es una petición para reducir el paro, es una petición para reducir los derechos de los trabajadores», denunció Cándido Méndez, secretario general de la UGT. Mientras tanto, el PSOE defendió el modelo de Alemania y llamó a reducir las horas de trabajo como una receta menos dolorosa para la sociedad. La otra central obrera, la CCOO, señaló en tanto que el empleo ya se ha abaratado «de forma más que suficiente» y que «lamentan que la organización empresarial siga insistiendo en el mismo palo».