Contenido restringido

Harbin, la capital de la provincia de Heilongjian, al noreste de China, es famosa por su festival anual de estatuas de hielo. Ahora también lo será por la impresionante polución que hizo colapsar el movimiento de la ciudad, poblada por 11 millones de almas. Una mezcla de humo y niebla con un nivel de hasta 1.000 del registro de polución PM 2.5, más del triple de lo considerado peligroso, obligó al cierre de escuelas y establecimientos públicos. (AFP/Dachary)