Contenido restringido

«Yo considero que es importante que un argentino sepa lo que pasa en Honduras o que un chileno sepa lo que pasa en Barbados. No puede ser que para tener un audio de Nicaragua tengamos que recurrir a Reuters». Así, el periodista Pedro Brieger resume el espíritu de Nodal (www.nodal.am), portal de noticias de América Latina y el Caribe que creó y dirige. Investigador y sociólogo, Brieger lanzó –con el apoyo de la Fundación para la Integración Latinoamericana– este sitio dedicado exclusivamente a la región, en el que trabaja junto con un grupo de periodistas en la selección y publicación de noticias que salen en los medios gráficos y audiovisuales. «El objetivo es ayudar a la integración latinoamericana», asegura. Por eso, el portal está organizado en secciones por cada uno de los países latinoamericanos, 35 en total, y por temática, con apartados sobre ambiente, género, movimientos sociales, pueblos originarios o economía.
«Había que crear algo que no se tocara con lo que hacen las agencias de noticias internacionales, sino que fuera complementario, para que uno pueda llegar a la información sobre América Latina en base a lo que se genera en América Latina», explica y pone como ejemplo el golpe contra Fernando Lugo: «Si Nodal hubiera existido hubiéramos publicado los editoriales del diario ABC, que claramente buscaba minar el poder de Lugo, con una clara intención golpista. Eso habría servido como alerta para el resto de la región, que no sabía lo que pasaba porque no leían la prensa paraguaya».
–¿Qué consecuencias tiene este tamiz por el que las agencias pasan las noticias latinoamericanas?
–Hay muchos países que ni les interesan. Salvo que haya 400 muertos en un incendio en un shopping, no publican nada de Paraguay. Guyana,  Surinam o el Caribe casi no tienen cobertura en América del Sur. Por ejemplo, el 28 de febrero, el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, planteó una renegociación con la Barrick Gold para cambiar la relación de lo que se llevaba la minera y lo que le quedaba al país. Esto fue tapa de todos los diarios de Dominicana, se debatió durante semanas, a favor y en contra y hubo un consenso generalizado de que esto tenía que cambiar. Medina negoció y hoy un poquito más del 50% de lo que la Barrick recauda se queda en el país. Esto prácticamente no tuvo cobertura. Las agencias de noticias no le dieron lugar porque desde el punto de vista ideológico no cuaja con lo que piensan y los periodistas no leen la prensa de otros países latinoamericanos.
–¿Cómo es la agenda regional hoy?
–Sigue estando marcada por el interés mediático y político de las grandes agencias de noticias, de los grandes diarios latinoamericanos y extranjeros que tienen intereses políticos. El objetivo de Nodal es dar otra información. En noviembre hay elecciones en Honduras y ya tenemos un apartado especial para que colegas, políticos y empresarios presten atención, y les estamos presentando material para que no esperen a que un día antes de las elecciones llegue un cable de la agencia EFE que diga «la mujer de Manuel Zelaya se presenta para la presidencia».