Contenido restringido

El recientemente creado Frente Amplio de Izquierda (FAI) comenzó a mostrar una agenda alternativa para un Perú hegemonizado por el triunfalismo neoliberal. Uno de los primeros proyectos de la coalición es convocar a una Asamblea Constituyente y retornar al sistema legislativo bicameral. «Es necesario poner fin a la dictadura del Ministerio de Economía y Finanzas sobre el Estado» planteó la bancada. Ambientalistas, socialistas y comunistas propusieron también que el Estado participe en empresas públicas de valor estratégico y profundizar la descentralización transfiriendo más facultades a las regiones. Al presentarse en el diálogo político convocado por Ollanta Humala, el FAI reclamó que se reoriente la economía a la producción interna para no depender de la exportación.