Contenido restringido

Puerto Príncipe. Se multiplican las protestas contra el gobierno de Moïse. (Baeriswyl/AFP/Dachary)

Frente al agravamiento de la problemática social en Haití y la pérdida de credibilidad del presidente Jovenel Moïse, sectores de la oposición en el país y la región asumieron un rol más activo en la elaboración de propuestas para superar la crisis. La Unión de Ciudadanos para la Promoción de una Nueva Élite Haitiana, fuerza liderada por el excandidato a presidente Mathias Pierre, llama a adelantar los comicios un año (están previstos para 2021), luego de que se designe un nuevo primer ministro como resultado de un acuerdo integral entre distintos sectores políticos y económicos. Desde un posicionamiento diferente, organizaciones sociales de Haití y Latinoamérica celebraron el primer Foro Patriótico con la presencia de más de 200 delegados. Como definición, acordaron continuar con las movilizaciones para forzar la renuncia del presidente Moïse y establecer un gobierno de transición por tres años para dar respuesta a la crisis económica que afecta al 80% de la población. Además, proponen una reforma total de las instituciones del Estado. «Nos posicionamos por el más completo respeto de la soberanía haitiana, y por una solución política autodeterminada, construida desde y para el país», señala el Foro en un tramo de su documento principal. Al deterioro de la situación social, se añade la acefalía de poder en el país, sin primer ministro desde hace seis meses y con un mandatario acechado por continuas protestas que exigen su dimisión.