Contenido restringido

Se renueva la esperanza de justicia para las Madres de Srebrenica. El Ministerio de Defensa holandés ofreció 80.000 euros a dos familias víctimas de la masacre contra miles de bosnios musulmanes ocurrida en 1995. La propuesta de reparación surgió de una decisión de la Corte Suprema neerlandesa, que inculpó al estado por los casos de Hasan Nuhanovic y Rizo Mustafic y estableció negligencia o complicidad de los cascos azules holandeses con el accionar del ejército serbo-bosnio. Las Madres presentaron una demanda civil ante la misma corte pidiendo «igualdad de trato» y que se aborde el rol de los contingentes de los Países Bajos durante el genocidio.