Contenido restringido

Mientras del otro lado del río Bravo, por las diferencias entre republicanos y demócratas, no terminan de concretar la nueva ley de inmigración que reclama el presidente Barack Obama, miles de centroamericanos toman cotidianamente el tren denominado La Bestia, que los deja en la frontera entre México y Estados Unidos. La imagen refleja el drama de las migraciones durante una parada en la estación Arriaga, en el estado de Chiapas. (AFP/Dachary)