Contenido restringido

«No hay posibilidad de un giro a la izquierda». Con esta frase termimante,  el ex presidente uruguayo Tabaré Vázquez profundizó el debate sobre la futura agenda del Frente Amplio (FA). Consolidado como candidato para un nuevo mandato en Uruguay –fue el primer presidente surgido de las filas del FA, entre 2005 y 2010–, aseguró que, si él triunfa, el actual vicepresidente Danilo Astori volverá a tomar las riendas económicas del país. También dijo que será él mismo quien elija a su compañero de fórmula. Es por esto que su competidora, Constanza Moreira, reclamó que las designaciones de un próximo gobierno surjan de un acuerdo de la coalición y no de la voluntad del candidato. Mientras tanto, el sector de Raúl Sendic, el comunismo y el MPP cerraron filas contra el astorismo y acordaron defender el actual programa de gobierno. A pesar de ello, Vázquez y José Pepe Mujica se mostraron juntos antes del viaje del mandatario a Estados Unidos. El encuentro tuvo lugar días después de que los sindicatos destacaran los logros del Frente que, en los últimos 9 años de gestión, elevó el salario real de los trabajadores en un 40%.