Contenido restringido

Unos 815 científicos exigieron en una carta que circula en diversos foros internacionales «la suspensión inmediata de todas las emisiones ambientales de cultivos transgénicos y productos derivados de los mismos». Los expertos se dirigen al Congreso de Estados Unidos para que se revoquen y prohíban todas las patentes por 5 años, para realizar «una investigación pública exhaustiva sobre el futuro de la agricultura y la seguridad alimentaria de todos». La misiva destaca que los organismos modificados precisan más herbicidas, pero, según las estadísticas, «proveen menos rendimiento económico a los agricultores». También declara que la manipulación genética podría producir la aparición de «nuevos virus y bacterias que causen enfermedades y mutaciones».