Contenido restringido

El segundo pedido de extradición contra el ex presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada ya está en marcha. El fiscal Ramiro Guerrero dijo que esta nueva solicitud a Estados Unidos incorpora nuevas evidencias y testimonios sobre el rol de Goñi y un grupo de funcionarios en la masacre del Octubre Negro. Bolivia logró la promesa de «agilizar la revisión» de la presentación; una señal que se suma a la decisión de un juez de Florida que halló «indicios convincentes» para juzgar al mandatario por violaciones a los derechos humanos. Lozada y sus secuaces son acusados por homicidios, vejaciones, torturas, lesiones graves y privación de libertad. La oposición se limitó a criticar a Evo Morales por «politizar el tema».