Contenido restringido

«Los extremistas piensan que armar a los empleados de las escuelas es la única opción para prevenir la violencia armada en las aulas. Esto traerá más problemas, alguien va a perder la vida o resultar gravemente herido» advirtió Chad Campbell, líder de la minoría demócrata en el Capitolio de Arizona, donde se debate una ley para que los docentes concurran armados a los colegios de zonas alejadas. El proyecto republicano es apoyado por el procurador de justicia estatal y un grupo de aguaciles. «La Asociación Nacional del Rifle está en lo correcto, necesitamos un policía en cada escuela pero también entrenar y armar a los administradores escolares y maestros», dijo uno de los oficiales. Arizona es uno de los estados más monitoreados por la coalición bipartidaria de 900 alcaldes que luchan por un mayor control de las armas de asalto. Los otros son Carolina del Norte, Georgia, Iowa, New Hampshire, Nevada, Ohio y Pensilvania.