El Central dejó atrás la “emisión cero”

La «emisión cero» del Banco Central acordada entre el Gobierno y el FMI ya no tiene vigencia, dado que la entidad habilitó un crecimiento de la base monetaria de 2,5% en septiembre y octubre. La medida deja al descubierto la imposibilidad del BCRA de alcanzar nuevamente la meta de crecimiento de la base monetaria este mes; ya había incumplido el objetivo del bimestre julio-agosto pese a haber modificado la forma de medición. Según el BCRA, «el Comité de Política Monetaria (COPOM) decidió adecuar el esquema monetario a la nueva coyuntura económica para retomar el proceso de desinflación a partir de octubre». El Central señala que la aceleración de la inflación que generó la fuerte devaluación de agosto hizo caer la oferta real de dinero, mientras que las restricciones cambiarias aplicadas por el Gobierno en septiembre permiten proyectar una demanda de dinero sostenida. Es por esto que, para no generar un ajuste mayor de liquidez en un contexto en el que los pesos no abundan, considera necesario actualizar las metas de base monetaria establecidas originalmente.