Contenido restringido

Jeb Bush admitió que podría competir para ser el próximo candidato presidencial de los republicanos. El ex gobernador de Florida –heredero de la dinastía que comenzó George H. Bush como vicepresidente de Ronald Reagan– que acaba de publicar un libro en contra de la inmigración ilegal, apareció en un show televisivo asegurando que los republicanos «perdieron el rumbo». Días después de esta afirmación, Bush se enojó con el periodismo por querer profundizar sobre sus posibles aspiraciones a dirigir la Casa Blanca: «Hombre, ustedes son como adictos al crack» expresó el hermano de W e hijo de George H. ante una pregunta sobre una posible candidatura. Bush recordó que el bajo nivel de popularidad de su hermano mayor fue una traba para competir contra Obama en 2007.