Contenido restringido

El gobierno nigeriano decidió tomar medidas para reducir el desempleo, que alcanza a casi un cuarto de la población del país, o sea, 41 millones de personas. Así, abrió las puertas del Estadio Nacional de Abuja para
que los solicitantes hicieran fila y llenaran las planillas con la solicitud para 5.000 puestos en la administración pública. Fue un caos y se registraron 16 muertes ante el empuje de miles de desesperados. (AFP/Dachary)