Contenido restringido

La competencia por lograr la mejor ruta entre el Atlántico y el Pacífico ya está lanzada. A poco de cumplir 100 años, el canal de Panamá paralizó las obras de ampliación tras un escandaloso desacuerdo entre las autoridades y el consorcio liderado por España, que exigió más fondos para continuar la obra. Por otra parte, Estados Unidos presiona para saldar un conflicto que afecta sus intereses. En el proyecto del canal de Nicaragua, la prensa destaca que existe un gran hermetismo, pero que el gobierno y los capitales chinos tienen todo listo para comenzar. De concretarse este proyecto, cuya inversión equivale a cuatro veces el PBI local, aseguran que la economía nicaragüense podría crecer hasta un 10% anual y crear un millón de empleos. Los expertos dicen que, más allá de sus antagónicos alineamientos geopolíticos, ambos proyectos competirán concretamente por atraer a los barcos de mayor tonelaje.