Contenido restringido

Cerca de 220.000 trabajadores camboyanos fueron deportados o tuvieron que huir de Tailandia luego de que el gobierno militar que tomó el poder el pasado 22 de mayo organizara redadas contra inmigrantes sin papeles. En la foto se ve a niños que fueron apilados, literalmente, en la caja de un camión para que crucen la frontera en Poipet. Las autoridades dispusieron unos 300 vehículos militares para el traslado de los ilegales a su país. (AFP/Dachary)