Contenido restringido

La epidemia nacional de dengue en Filipinas causó más de 1.000 muertos entre enero y agosto de este año, el 40% de ellos menores de edad, según informó el Ministerio de Sanidad. Se trata de un avance sin freno de la enfermedad teniendo en cuenta que la cifra de víctimas y el número de casos duplican a los que se registraron en el mismo período durante 2018. «Mientras se siga transmitiendo a nivel comunitario no podemos decir que está bajo control», dijo el viceministro de Sanidad, Erik Domingo. La proliferación del virus ocurre dos años después de que el gobierno de Rodrigo Duterte cancelara una campaña de vacunación masiva por supuestos perjuicios de la vacuna Dengvaxia. La medida la tomó luego de que se reportaran muertes de personas que habían sido vacunadas.
Hasta el momento, la Organización Mundial para la Salud (OMS)autorizó la aplicación de Dengvaxia en 20 países para personas desde los 9 años en adelante. En 2019, el  aumento de los casos de dengue no solo se observó en Filipinas sino también en otros países del sudeste asiático como Bangladesh –el más afectado–, Malasia y Vietnam.


Manila. Fumigación en una aldea. (Aljibe/AFP/Dachary)