Contenido restringido

La plataforma Nunca Más se movilizó en las principales ciudades gallegas para reclamar contra la sentencia que absolvió a los tres acusados por el hundimiento del petrolero Prestige, en 2002, que derramó 50.000 toneladas de combustible y causó daños ambientales irreparables en esa región española. El tribunal entendió que no se podían atribuir responsabilidades penales porque «nadie sabe exactamente la causa de la avería». (AFP/Dachary)