Contenido restringido

Estudios públicos revelan que a tres décadas de las reformas alineadas con el Consenso de Washington, en Costa Rica la desigualdad alcanzó su máximo histórico y que la diferencia de ingresos muestra una tendencia creciente. Así, los sectores más pudientes los aumentaron un 4% mientras que los más pobres los vieron decrecer un 3%. El costo de la vida es el más alto de la región y los alimentos están entre un 22% y un 44% sobre el promedio de América Latina, al igual que el combustible, la educación privada y la salud.