Contenido restringido

Con la llegada de Donald Trump al Gobierno, Estados Unidos recrudeció su política de bloqueo económico sobre Cuba. En septiembre, la misión permanente de Cuba ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) presentó un documento en el que informó que la isla perdió más de 4.343 millones de dólares entre abril de 2018 y marzo de este año. «Cuba no cesará en su empeño de derribar una política hostil cuyo fin último es revertir la voluntad del pueblo cubano de construir una nación independiente, soberana, socialista y próspera», señala el texto. La política de agresión tomó nuevo impulso luego de que Trump decidiera aplicar el capítulo III de la ley Helms Burton, una normativa que le permite a Estados Unidos demandar en tribunales de su país a compañías extranjeras que administren bienes nacionalizados en Cuba por la revolución de 1959.