Contenido restringido

La ola de frío que azotó gran parte de Estados Unidos, rompió records de temperaturas mínimas en varios estados, afectó a unos 187 millones de personas y dejó como saldo 21 fallecidos y cuantiosas pérdidas económicas. Produjo, también, imágenes impactantes. El lago Michigan, en Chicago, donde se registró una sensación térmica de 50° bajo cero, amaneció congelado. El llamado «vórtice polar» lo convirtió en una inmensa masa de hielo. (Olson/Gina/AFP/Dachary)