Contenido restringido

Trabajan 15 horas al día, 10  de pie durante 27 días seguidos. Ese es el régimen laboral que aplica a sus 6.000 obreros la multinacional Samsung en su planta de Manaos según denuncia el ministerio de Trabajo de Brasil. El Estado le reclama a la firma unos 100 millones de dólares por «daños morales colectivos» por severas violaciones a las leyes laborales en la principal fábrica que tiene en Latinoamérica. Allí los niveles de ausentismo crecieron de forma exorbitante el año pasado porque los trabajadores sólo cuentan con 20 minutos de descanso y su salud se vio afectada por la brutal rutina generando una epidemia de enfermedades. El fiscal Ilan Souza comparó la situación de los empleados, quienes deben empaquetar unos 3.000 móviles al día, con el filme Tiempos modernos de Charles Chaplin.