Contenido restringido

«Es una monstruosidad jurídica», expresó uno de los abogados de Jean Claude Duvalier. Los defensores del ex dictador haitiano apelaron la sentencia que habilitó la investigación de las atrocidades cometidas por Baby Doc y sus grupos de choque. Alegaron que la decisión era inválida porque Haití nunca ratificó una convención sobre crímenes contra la humanidad y que si se avanza en la causa «podría haber una guerra civil». Sin embargo, es probable que Duvalier tenga que ir al banquillo luego de que los tribunales decidieran que los delitos implicados son imprescriptibles y convocaran a la fiscalía a presentar evidencias. «Esto nos ha dado un gran impulso para continuar la resistencia que comenzamos y no traicionar la memoria de la gente que murió», señaló Nicole Magloire, una de las 30 personas que demandó a Duvalier. Nicole Phillips, representante del Instituto para la Justicia y la Democracia, destacó: «La decisión es una victoria total, no sólo para las víctimas sino para todo el sistema legal haitiano».