Contenido restringido

Las fuerzas de la Unión Africana son acusadas nuevamente por violaciones a los derechos humanos. Esta vez ocurrió en Somalía donde, según testimonios recogidos por Human Rights Watch, explotan y abusan sexualmente de niñas y mujeres. Los delitos ocurrieron en dos de las bases que los contingentes militares, ugandeses y burundeses, poseen en Mogadicio. Las víctimas llegaban en busca de ayuda humanitaria y eran coaccionadas por los efectivos que aprovechaban la tragedia de las somalíes que lidian con una aguda crisis alimentaria. Esto ocurre a pocos meses de que se criticara la intervención en la República Centroafricana donde se involucra a los soldados no sólo en estos casos sino también en fusilamientos.